Alojamiento Caldas de Luna. (León)

Otras rutas

VALLES DE LUNA

TRAVESÍA VIADANGOS DE ARBÁS – CALDAS DE LUNA POR LOS COLLADOS DE GISTREO Y CARRIO SUR

RUTA LAS BRAÑAS DE CALDAS

RUTA DEL COLLADO DE UCEDO. SENA DE LUNA

RUTA DEL CIRBANAL. CALDAS DE LUNA

RUTA DE LOS CONTRABANDISTAS. CALDAS DE LUNA

OTROS DATOS DE INTERÉS DE LOS VALLES DE LUNA

VÍA DEL ESPOLÓN TABUYO EN LA MESA

OTRAS ZONAS DE ESCALADA DEPORTIVA EN LA REGIÓN

OTRAS ZONAS DE ESCALADA EN LA REGIÓN

Valverdín-Pedrosa

Ruta del "Bosque del Gumial"

Alojamiento Caldas de Luna. (León)

 


VALLES DE LUNA: Los primeros datos de población se estima que fueron del Neolítico, sucediéndose después "etnias" célticas en los famosos castros, cuyos núcleos de población se situaron en lugares elevados y estratégicos. Los restos de esta época se prolongan, a través de la Edad del Bronce y del Hierro, hasta después de la invasión musulmana. Durante la invasión árabe fue importante la zona de Luna en la Reconquista. Se constituyó en una ronquedad imposible de atravesar.

Las guerrillas pastoriles que habían acunado la monarquía se concentraban en el imponente Castillo, que se constituyó en el eje histórico de la comarca. Alfonso III, hijo de Alfonso II, reafirmó la privilegiada situación del Castillo de Luna y fortificó Torrebarrio y Torre de Babia. El Condado de Luna fue un estado feudal con pendón y moneda propia; en la alta Edad Media fue lugar de descanso de la corte de León. Durante el siglo XIX los ejércitos de Napoleón ocuparon la parte norte de la provincia, sobre todo en Luna, y una vez más los " guerrilleros" de las montañas cantábricas reconquistaron las plazas invadidas por el ejército francés.

El antiguo concejo de Luna de Arriba o de Suso correspondía al ayuntamiento de Láncara de Luna. Como consecuencia de la construcción del embalse del Pantano de Luna sepultó, en el año 1.956, siete pueblos del ayuntamiento de Láncara de Luna Arévalo, Campo de Luna, Lagüelles, Láncara de Luna, Oblanca, San Pedro de Luna y Santa Eulalia de las Manzanas. Como consecuencia de ese hecho el ayuntamiento se trasladó a Sena de Luna.

En esta zona rocosa, de peña caliza en gran proporción, no es la vegetación demasiado abundante. Existen manchas de monte natural, en su mayoría caducifolio; dentro de las formaciones leñosas cabe destacar el hayedo de Caldas " El Fayeu", el robledal de Rabanal y Abelgas, y el monte de avellanos de Robledo de Caldas.

En las faldas de la montaña son rebollar, matorral y formaciones arbustivas y herbáceas. En las orillas de los ríos y fondos de los valles crecen los chopos y los fresnos. Otras variedades de la flora de la zona son el abedul, acebo, espino, piorno, escobas, tomillo, así como gran variedad de hierbas medicinales, especialmente en los montes de Abelgas. En los valles y praderas es muy apreciada la hierba, que en el pasado era la base fundamental para el alimento del ganado vacuno durante el invierno, y que debido al descenso del citado ganado en la zona, su uso ha cambiado, vendiéndose gran parte a ganaderos asturianos, recogiéndose otra para alimento del ganado lanar, caballar, etc.


TRAVESÍA VIADANGOS DE ARBÁS – CALDAS DE LUNA POR LOS COLLADOS DE GISTREO Y CARRIO SUR

Vamos a recorrer un paso tradicional de comunicación entre las tierras altas de Arbas y La Tercia, con el Valle del río Luna. Ruta que las ovejas merinas, recorrían en verano buscando los altos y frescos pastos veraniegos del Alto León. Saldremos de la pequeña y semiescondida aldea de Viadangos de Arbas (1280 m.), recorriendo inicialmente el río de Viadangos por su ribera orográfica izquierda. Tras cruzarlo por un puente, entramos en los pastos del circo de Viadangos y encaramos las cuestas de la pista forestal que remonta el cordal secundario de Chagos, que cierra el valle de Viadangos por la izquierda y nos llevará al Collado de Gistredo. A nuestra derecha, en la divisoria con Asturias y muy arriba quedan las feas antenas del alto del Cueto Negro (la "Bola del Mundo" local), en el límite de la estación de esquí de Pajares.

 

Siguiendo las balizas "del urogallo" que la asociación Cuatro Valles ha puesto para señalar la ruta de Viadangos a Casares, tras girar a la izquierda un rato después de comenzar la cuesta de la pista, llegaremos al Collado de Gistredo (1628 m.), donde nos espera la majestuosa vista de la cara norte las Tres Marías, las cimas reinas de Arbas. Bajamos brevemente al pastizal con cabaña que hay a su pie y encaramos la subida, ya por senda, del Collado de Carrio sur (1767 m.) , que da paso a Luna, por prados y terreno calizo.

Una vez en el Collado, la senda desciende por la ladera izquierda buscando los pastizales llanos que vemos en esa misma mano, a media altura, todavía bastante abajo. Evitaremos llegar al fondo del valle, donde veremos la majada con chozo del Calderón y nos mantendremos bajando progresivamente a media altura.

Por sendas de ganado, atravesaremos los prados hasta ganar otra cabaña (El Calero) en la que se inicia la pista que nos llevará a caldas. Tras cruzar el río pasamos junto a las ruinas de las cabañas de la Braña de Gameo y la boca Sur del Túnel del Negrón. Basta seguir la pista valle del Río de Caldas abajo (sur), cruzar la autopista por un túnel y llegar en poco tiempo a Caldas de Luna (1190 m.).

DISTANCIA: 15 Km. HORARIO: 6 Horas sin contar paradas. OBSERVACIONES: Sin dificultad técnica. No hay fuentes. 500 m de desnivel de subida y algo más de bajada, muy progresivos. TIPO de terreno: Pista forestal, sendas. OTROS DATOS: Restos de brañas de verano cerca de Caldas. Pared Norte de las Tres Marías.


Viadangos

 


Las tres Marías desde la collada Gistredo


Collada de Carrio hacia el Este


Collada de Carrio desde Braña de Gameo


Caldas de Luna


RUTA EL CORDEL DE MERINAS

Dificultad: Media

Duración y distancia: 3:30 horas.

La ruta parte de Abelgas de Luna, localidad que mantiene interesantes retazos de arquitectura tradicional, para continuar por el camino viejo en dirección a Mallo de Luna, del que se desvía para tomar el cordel de Babia de Abajo que, perteneciente a la Cañada Real Leonesa, conduce hasta el Puerto de la Mesa. Aunque mantiene aún su uso para el desplazamiento de los ganados trashumantes, dejó de ser empleado por arrieros, como camino real o para trasegar los animales a las ferias de ganado de la Meseta. Discurre entre interesantes bosques de roble, tanto en las márgenes del cordel, como en el último tramo, entre la central hidroeléctrica de Láncara y Abelgas.


 

RUTA LAS BRAÑAS DE CALDAS

Dificultad: Media

Duración y distancia: 4 horas, 8,5 km.

Permite visitar algunos de los escasos vestigios que perviven de la cultura de las brañas en la montaña central leonesa. Atraviesa interesantes bosques de haya y de roble, de los pocos que han soportado el intenso uso ganadero a que la comarca fue sometida durante siglos. En su recorrido se pueden contemplar también, magníficas panorámicas de las cumbres que marcan la divisoria entre las comarcas de Luna y Arbas.

Parte del balneario de Caldas de Luna, para tomar - el camino que conduce hasta la entrada del túnel del Negrón, discurriendo al lado del Fayedo, un interesante hayedo; se toma luego el viejo camino que conducía a las Cabañas de Lavén y desde allí se sigue por una pista que asciende hasta el collado de La Divisa. En el descenso se pasa por las Cabañas de El Pandiello, hoy en ruinas, y las de Gameo desde donde se regresa a Caldas.


 

RUTA DEL COLLADO DE UCEDO. SENA DE LUNA

Partiendo de Sena de Luna tomamos la carretera de Abelgas. Justo antes del puente sobre el río Luna sale una senda, a mano derecha, que se dirige a Rabanal; una vez cruzado el río hay que dejar la senda de Rabanal para tomar un desvío a la izquierda, hacia el S. O., que nos conduce fácilmente al Collado de Ucedo (1.675 m.) de estupendas vistas sobre Luna y Babia.

Se desciende por la senda en dirección norte; pero, una vez alcanzado el río Pequeño (un arroyo) que baja de Peña Mata, hay que abandonar esta senda pues nos conduce a Truébano.

Se deja el arroyo a la derecha y se sigue por un sendero, entre matorrales, que sube muy fácil a un collado tras la Cuesta del Sol (1.309 m.). Desde este collado es sencillo bajar a Rabanal de Luna. La senda pasa junto a la iglesia, y, sin cruzar el pueblo, nos encamina de nuevo a la carretera de Abelgas. Un kilómetro más y estamos de vuelta en Sena de Luna.

Distancia: 13 Km. Desnivel: 560 m.

Tiempo estimado: 4 horas

Dificultad: fácil

 


 

RUTA DEL CIRBANAL. CALDAS DE LUNA

Dificultad: media

Duración y distancia: 6 horas. Partiendo de Caldas por el sendero que pasa bordeando la hoz y cascada de Pincuejo se va bordeando prados hasta llegar a La Vega de Robledo. Se continúa por carretera hasta Robledo de Caldas. En las primeras casas del pueblo, a mano derecha, un camino sube hasta una ancha pista forestal que nos conduce, rumbo Norte, hacia la Peña de la Ermita.

En algunos tramos de la senda son espectaculares las vistas de la cara norte de la Peña del Cirbanal (2.084m.) así como del macizo de Peña Ubiña. La senda bordea la Peña de la Ermita hasta llegar a la cabaña del Valle del Cubil. De aquí se sube fácilmente al Collado del Cubil (1.750m.) De espléndidas vistas tanto del Valgrande asturiano como de la Babia leonesa. Se desciende del collado pasando bajo el afilado Pico de Cacabillos (1.921m.) a la Hoya del mismo nombre; y se toma una senda que nos conduce a las cabañas de Cacabillos. Una vez cruzado el arroyo la pista sube monte arriba (para vehículos todo terreno) y un sendero (que es el que hay que tomar) continúa descendiendo por entre praderas hasta otro pequeño grupo de cabañas.

El sendero continúa entre las casas, internándose en un pequeño y hermoso desfiladero y un robledal, y nos lleva directamente a la entrada sur de túnel del Negrón. Un kilómetro más por amplia pista forestal nos devuelve a Caldas de Luna tras haber completado una ruta inolvidable.


 

RUTA DE LOS CONTRABANDISTAS. CALDAS DE LUNA

Dificultad: media Duración: 5 horas

Nos llevara desde Caldas de Luna al valle de Arbas por la Peña la Barragana regresando desde Cubillas de Arbas por debajo de las Peñas del Prado a Caldas de Luna, en algo más de cinco cómodas horas de agradable caminar.

Desde nuestro campo base cruzar la autopista e iniciar el ascenso por un viejo camino que pasara al costado de la Barragana para descender hasta el pueblo de Cubillas de Arbas.

Nuevamente ascenderemos por el lateral de la Barragana hasta el gran collado junto a las Peñas del Prado, y descender cómodamente hasta Caldas de Luna.


 

VALVERDÍN - PEDROSA, entre Valverdin y Pedrosa, cerca también de Cármenes y junto a Vegacervera, reúne 150 vías de 25 m de media de escalada técnica y vertical en placa de agarre pequeño, pero también rutas de 120 m con iguales exigencias: es una de las mejores escuelas leonesas.

Escuela de escalada deportiva de Valverdin

Algunos de sus sectores más asequibles son Escalera Mecánica, Los Cobardes y No es lo que Parece, con líneas como Chumi Norris (6a), Lagarto Guancho (IV+) y PK2 (V+). Los sectores Baby Fruit, Espolón también con 7b+ de 4 largos y Ponte en Forma Cachalote son de grado medio. Más fuertes son El monosabio (7c), Masoterapia (7b+) y Techo del Jaime (8a


OTROS DATOS DE INTERÉS DE LOS VALLES DE LUNA

Museo del Pastor en los Barrios de Luna. Artesanía de cerámica el Manadero en Piedrasecha y Domingo Pino en Benllera. Artesanía de Madera en Inmaculada Álvarez en Santiago de las Villas. Artesanía de vidrio Indalecio Pahino en Santiago de las Villas, Concha Reguero en Benllera. Artesanía de Piedra José Manuel Rodríguez en Quintanilla y Bobia. Y artesanía de cera en Romero en Rioseco de Tapia.

Ruta guiada "viajando al pasado" en la que descubriremos que la Cordillera Cantábrica estaba cubierta por el mar y conoceremos los seres que habitaron esos ambientes que poco tenían que ver con los que conocemos ahora. La ruta se desarrolla los viernes y el Domingo por la mañana con salida desde Los Barrios de Luna.


VÍA DEL ESPOLÓN TABUYO DE LA MESA

Una de las grandes clásicas de Ubiña y, por extensión, de la Cordillera Cantábrica. La vía es de dificultad moderada, concentrada en el espectacular segundo largo, y un corto paso acerable en el largo final.

La aproximación a pie de vía es rápida desde La Vallota. En la mayá a los pies de la cara Sur de La Mesa, subimos en quince minutos a la pequeña collada casi escondida al Oeste de la pared (no confundirnos con la amplia collada entre la Mesa y La Almagrera). Tras pasar la collada, descendemos unas decenas de metros para acercarnos a la collada a pie de vía (20 minutos desde el coche). Como material, además de cuerdas de 60 metros y casco, es necesario contar con al menos una docena de cintas, algunos friends y fisureros. La vetusta primera reunión hace recomendable su refuerzo, y las dos últimas deberán montarse por la cordada (buenos emplazamientos). Se baja por la otra cara de la montaña, por lo que habrá que subir botas o zapatillas.

La vía no tiene pérdida, limitándonos a seguir el filo del espolón hasta su final. El primer largo consta de una travesía a la izquierda algo incómoda en su inicio (IV+), hasta coger una corta chimenea ascendente a la R1 (a restaurar). La siguiente tirada consta de un paso inicial de dificultad (V+) sobre placa, protegido por un buril que se mueve. Tras este paso, cogemos a la derecha un largo

canalizo (V peleón) que nos remonta unos veinte metros (abundantes clavos, algunos poco fiables, en este tramo, puede protegerse bien) hasta una chimenea de 10 metros (V y IV+) que nos deja en la R2 (espits en buen estado y clavos viejos)

La tercera tirada sale por el lado izquierdo de la arista unos metros, hasta remontar un paso de placa de IV (clavo). Por el lado derecho, seguimos subiendo (III) hasta encontrar el hombro, a casi 60 metros del inicio. En algún gendarme y/o fisura, podemos montar un reunión cómoda. El siguiente largo parte superando varias placas y resaltes cortos (III+ y IV) hasta llegar al último resalte, un corto desplome de V+ que se puede resolver en A0 (buriles y espit en este paso). Al poco de superarlo, podemos montar ya la última reunión en puente de roca o aprovechando alguna fisura.

Para llegar a cima, debemos superar un corto paso de II y seguir caminando ya sin riesgo alguno. A los pocos metros, veremos la última reunión equipada del espolón (innecesaria en esta secuencia de largos). La cima se encuentra a unos 60 metros del fin de vía.

Para el descenso, seguimos por la amplia cima unos pocos metros y bajamos en un fácil destrepe por la vertiente Sur, siguiendo los abundantes jitos y un marcado camino de vuelta a la mayá en 20 minutos.

 


OTRAS ZONAS DE ESCALADA DEPORTIVA EN LA REGIÓN

Para los escaladores en los valles de Luna la escalada deportiva nos ofrece posibilidad de vías equipadas en las zonas Rabanal, Sena de Luna, Mirantes de Luna y Piedrasecha


OTRAS ZONAS DE ESCALADA EN LA REGIÓN

Villanueva de la Tercia, junto a esta población entre la de Millaró y Villamanín, es una escuela con unas 20 rutas de 20 m de altura media, con la peculiaridad de que abunda la dolomía.

Destaca el Monolito del Torreón. Cerca de Villamanín también está la montaña de Currillos y son visibles desde Villamanín las agujas llamadas Las Tres Marías.

Una zona olvidada es Tolibia. Por Campolamoso, en el límite entre Asturias-León, próxima al pueblo de Villafeliz, se levantan Peña Escrita, La Peñosa Grande, La Peñosa Pequeña, Peñosa Lisa, etc. Entre Sena de Luna y Robledo hay algunos antiguos itinerarios.

Cuetalbo, Portilla de la Reina y Las Salas son zonas de relativo interés.

 


Ruta del "Bosque del Gumial"

El bosque del Gumial, es digno de pertenecer al mejor parque nacional, por su conservación y características que le dan un valor excepcional. No obstante es bastante desconocido, incluso en Asturias, y al lado de una estación saturada como ésta de San Isidro.

Ficha técnica.

Saldremos del lugar conocido como el "Fielato",justo al lado del refugio de cazadores, que ocupa el lugar del antiguo fielato (fuente)Se desciende en dirección al río que cruzaremos por un puente hecho con "quitamiedos de la carretera"…(Será eso un buen reciclaje???) Seguir la senda y tras cruzar un torrente seguidamente alcanzaremos la majada de "Braña Redonda" Situada en una especie de meseta en la ladera. (20")

Se sigue en dirección a un amplio collado muy visible, por el mejor y más despejado (de piornos) camino. Alcanzado la collada "Vildoso", (50") Una senda a nuestra izda, y con dirección sur, nos acerca a una fuete. Segur la senda muy marcada, que poco a poco nos introduce en el bosque alcanzando en unos diez minutos el collado del "Alba", verdadera entrada del bosque. A partir de este punto, todas las sendas que veamos son prácticamente "trochas" de ganado .Cruzar el bosque siempre en sentido descendente y disfrutando del mismo, pues no existe otra salida que la "natural", (que es la que seguiremos) siempre buscando el camino mas cómodo hacia el fondo del valle, donde se encuentra la majada del "Gumial" (Hasta aquí, habremos invertido un total de una hora treinta minutos, sin paradas…)

Seguir al lado del curso del río por un amplio camino que nos deparara bonitas vistas, y rincones del mismo. El valle se estrecha y el río se pierde poco a poco en el fondo nuestra senda sigue en diagonal sin perder tanta altura y nos conduce por un lugar de "ensueño" por un bosque de bloques totalmente cubiertos de musgo, y con unas hayas a las que la búsqueda de luz las ha hecho totalmente "tiesas" alejándolas del patrón típico de las mismas, y total mente diferentes a las encontradas en la primera parte de nuestra excursión.

Seguir por la misma senda ya sin perdida que nos conduce por una serie de "cetas" otra vez al fondo del valle esta vez al de "S. Isidro" ,donde solo nos quedara cruzar el río, por un puente rustico de madera y alcanzar la carretera y el pequeño aparcamiento donde tendremos los coches.

En total no habremos invertido más de tres horas de caminar "tranquilos", eso sin contar las paradas.

Se habrá hecho un desnivel ascendente de unos 300m, y descendente de unos 800m y en todo momento por buen terreno.

NOTA

En esta excursión es necesario organizar una conexión de coches…Esto es disponer a la llegada de suficientes plazas para volver al lugar de inicio de la excursión.


Alojamiento Caldas de Luna. (León)